Sobre el Principio de Igualdad y Equidad en Seguridad Social

Por este medio les comparto un artículo respecto a un criterio emitido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (Tesis Aislada).

Dicho artículo tiene como finalidad el conocer en que consiste el principio de igualdad y/o equidad de género, posteriormente se abordará dicho tema en materia de Seguridad Social.

El artículo primero de nuestra Carta Magna establece que queda prohibida toda discriminación motivada, entre otras, por cuestiones de género, que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y las libertades de las personas. En este sentido, el legislador debe evitar la expedición de leyes que impliquen un trato diferente e injustificado entre hombres y mujeres. A su vez, los órganos jurisdiccionales, al resolver los asuntos que se sometan a su conocimiento, deben evitar cualquier clase de discriminación o prejuicio en razón del género de las personas. Así, la perspectiva de género en la administración de justicia obliga a leer e interpretar una norma tomando en cuenta los principios ideológicos que la sustentan, así como la forma en que afectan, de manera diferenciada, a quienes acuden a demandar justicia, pues sólo así se puede aspirar a aplicar correctamente los principios de igualdad y equidad.

(Tesis Aislada de la SCJN Tesis: 1a. XXIII/2014 (10a.)

En la actualidad, este tema ha sido abordado, expuesto y defendido con mucho interés por diversos grupos en busca de la obtención de un derecho al cual tienen acceso por el simple hecho de ser personas, sin embargo jurídicamente este tema se ha tratado en múltiples instrumentos jurídicos con la plena intención de evitar una discriminación, les cito dichos instrumentos:

  • Carta de las Naciones Unidas (1945)
  • Declaración Universal de los Derechos del Hombre (1948)
  • Convención de los Derechos Políticos de las Mujeres (1954)
  • Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial (1965)
  • Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos (1966)

Bien, como ya se expuso en líneas anteriores, México conforme a todos aquellos Tratados Internacionales que ha celebrado y forma parte y en armonía con el artículo 1 y 4 Constitucional, está obligado como nación a evitar a toda costa esta indebida práctica de la discriminación por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

Ante esta situación la SCJN, se ha manifestado conforme a un tema relevante y de actualidad, el cual consiste en todas aquellas prestaciones económicas y médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social, por lo que a continuación les comparto dicha Tesis.

“ SEGURIDAD SOCIAL. LAS NORMAS QUE CONDICIONAN EL ACCESO A LAS PRESTACIONES EN ESTE ÁMBITO A QUE SE TRATE DE MATRIMONIOS O CONCUBINATOS CONSTITUIDOS POR PERSONAS DE SEXOS DIFERENTES ENTRE SÍ, VIOLAN LOS DERECHOS A LA IGUALDAD, NO DISCRIMINACIÓN Y PROTECCIÓN A LA FAMILIA.

Dado que el derecho a la seguridad social a favor del trabajador suele incluir en forma extensiva a los familiares de aquél, entre los cuales están los parientes por afinidad que incluyen al cónyuge o concubino(a) del trabajador(a), entonces, en principio, para acceder a esas prestaciones basta demostrar la calidad de cónyuge o concubino(a) respecto del trabajador(a); sin embargo, si las normas respectivas condicionan el acceso a esos beneficios a fórmulas que impliquen la diferencia de sexo entre el trabajador(a) y su cónyuge o concubino(a) –como ocurre al usar expresiones como “la cónyuge del trabajador”, “el cónyuge de la trabajadora”, “la concubina del trabajador” o “el concubino de la trabajadora”–, esas normas son violatorias de los derechos a la igualdad y no discriminación, a la familia y la seguridad social, en razón de estar construidas sobre estructuras gramaticales referidas a un modelo de familia generado a partir de un concepto restringido (a pesar de que el artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos contiene un concepto amplio) y, por tanto, impedir el acceso a la seguridad social a las parejas del mismo sexo, quienes gozan de los derechos a la seguridad social cuando constituyeron un matrimonio o concubinato.”

SEGUNDA SALA

Amparo en revisión 710/2016. Myrna Teresita Hernández Oliva y otra. 30 de noviembre de 2016. Cinco votos de los Ministros Alberto Pérez Dayán, Javier Laynez Potisek, José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y Eduardo Medina Mora I. Ponente: Javier Laynez Potisek. Secretarios: Carlos Alberto Araiza Arreygue y Ron Snipeliski Nischli.”

Bien, como se aprecia de lo transcrito, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se ha pronunciado respecto a esta práctica indebida de discriminación de género en materia de Seguridad Social, por lo que ya existen precedentes de:

  • Pensión por viudez a las personas que vivan en concubinato con otra persona del mismo sexo. (https://www.scjn.gob.mx/sites/default/files/sinopsis_asuntos_destacados/documento/2019-02/2S-090119-JLP-0750.pdf)
  • Igualdad en los procesos de selección y reclutamiento.
  • Igualdad salarial.
  • Igualdad de trato y de oportunidades para mujeres (Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2009).
  • Reconocimiento de matrimonio igualitario, para atención médica (http://comunicacion.senado.gob.mx/index.php/informacion/boletines/42549-por-unanimidad-aprueba-senado-garantizar-derecho-de-seguridad-social-a-parejas-del-mismo-sexo.html)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *